jueves, 25 de septiembre de 2014

"En España se quita la vida a unos trescientos veinte seres humanos cada día del año por medio del aborto"

Jueves, 25 de septiembre de 2014

El obispo auxiliar de Sevilla, mons. Santiago Gómez Sierra, ha mostrado su “profunda tristeza y decepción al saber que el gobierno de la nación desiste de la reforma sustancial de la ley del aborto”.
El prelado ha afirmado que se trata de un paso más en la promoción de lo que denomina “la cultura del descarte”, y lo ha explicado con una referencia al Papa Francisco, que ha subrayado que los excluidos no son «explotados» sino desechos, «sobrantes».
Mons. Gómez Sierra ha realizado estas declaraciones en la homilía de la Eucaristía con motivo de la fiesta de la Merced, patrona de las Instituciones Penitenciarias, que se ha celebrado la mañana del miércoles en la basílica de la Macarena. Ha afirmado que “es un sarcasmo que se presenta como progresista pretendiendo resolver los problemas de la mujer u otros eliminando una vida humana; y en España se quita la vida a unos trescientos veinte seres humanos cada día del año por medio del aborto. Es una trágica realidad –añadió- ante la que toda persona de buena voluntad, creyente o no, tiene la obligación de reaccionar”.
En esta línea, el obispo auxiliar ha subrayado que “entre los débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes se niega su dignidad humana, quitándoles la vida y manteniendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo”.
Foto: Conferencia Episcopal Española

Palabras para los privados de libertad
En referencia a la festividad de Instituciones penitenciarias, mons. Gómez Sierra ha destacado que "hoy en las cárceles viven hombres y mujeres privados temporalmente de libertad, pero no de su dignidad humana. Son personas en debilidad que necesitan ayuda, compañía, recursos para poder reintegrarse de nuevo en la sociedad como ciudadanos libres".

No hay comentarios:

Publicar un comentario