sábado, 27 de junio de 2015

“La vida y el testimonio de Madre María de la Purísima nos van a ayudar a todos a descubrir el rostro de Dios”

Tras conocerse la fecha de la ceremonia de canonización de la Beata María de la Purísima, fijada por el Consistorio Ordinario Público  para el próximo 18 de octubre de 2015, Mons. Asenjo Pelegrina ha realizado las siguientes manifestaciones ante esta gran noticia para la Iglesia de Sevilla:
“En el momento en que el Santo Padre Francisco hace pública la fecha de la canonización de Madre María de la Purísima, mi primer sentimiento es de gratitud al Señor que nos propone un modelo concreto y cercano de santidad, la vida de una mujer contemporánea nuestra, nacida en Madrid, que vivió la mayor parte de su vida en Andalucía, a la que muchos sevillanos han conocido, que ha vivido su fe y ha encarnado el Evangelio de forma heroica y radical en nuestro tiempo, en nuestro ambiente, en esta histórica y noble ciudad de Sevilla. La Iglesia nos la va a mostrar el próximo 18 de octubre como modelo del amor más grande y de la fidelidad más plena. A partir de esa fecha la vida y el testimonio de Madre María de la Purísima nos va a ayudar a todos a descubrir el rostro de Dios, que se ha encarnado y ha tomado forma en el rostro de esta mujer que ha hecho de Cristo la razón última de su existencia.

Mi segundo sentimiento es de gratitud a la Iglesia y al Santo Padre por la gracia impagable que supone la canonización de una religiosa de la Compañía de la Cruz, cuyo Instituto está indisolublemente unido a la historia de Sevilla en el último siglo y medio. Las Hermanas de la Cruz, con su pobre y tosco sayal son la admiración de esta ciudad y de todas aquellas poblaciones de Andalucía y España, Italia y Argentina, donde tienen sus casas, porque viven el Evangelio químicamente puro, con toda su belleza y radicalidad. De sus casas salen cada noche para velar y servir con infinito amor a los enfermos, y en ellas socorren a los pobres y cuidan con caridad sobrenatural a las ancianas acogidas y a las niñas de familias humildes, a las que brindan una sólida formación humana y cristiana.
Felicito a la Madre General y a todas las Hermanas de la Cruz por esta gracia singular de Dios les concede. Felicito también al Postulador, Fray Alfonso Ramírez Peralbo, que tanta ilusión ha derrochado en esta causa.
Felicito por fin a nuestra Iglesia de Sevilla y de España. La canonización de Madre María de la Purísima es para todos nosotros una invitación bien explícita la santidad, la primera necesidad de la Iglesia y del mundo en esta hora.En ella tenemos todos un espejo en el que mirarnos. Ella nos estimula con su ejemplo y nos dice elocuentemente que también hoy es posible aspirar a la santidad en Sevilla, en España y allí donde la Providencia nos ha situado a cada uno. Ella nos dice que también hoy, en un tiempo cercano al que a ella le tocó vivir, es posible responder a la  palabra de Jesús: “Sed santos, como el Padre celestial es santo” (Mt 5,48).”

 + Juan José Asenjo Pelegrina
Arzobispo de Sevilla

La canonización de Madre María de la Purísima será el 18 de octubre

La ceremonia de canonización de la Beata María de la Purísima tendrá lugar en Roma el domingo 18 de octubre de 2015. La fecha ha sido fijada en el Consistorio Ordinario Público que se ha celebrado esta mañana en el Palacio Apostólico Vaticano presidido por el Papa Francisco.


Misa de réquiem

El Consejo de Hermandades y Cofradías de Arahal, celebra el próximo martes 30 de junio a las 20:00 horas en la Parroquia de Santa María Magdalena, misa de réquiem por el eterno descanso del difunto hermano de nuestro Director Espiritual don Álvaro Román Villalón. Animamos a nuestros hermanos a acudir a este acto de caridad cristiana.


sábado, 20 de junio de 2015

¿Cómo afrontar la muerte de un ser querido? El Papa Francisco da estos consejos

La catequesis del Papa Francisco este miércoles en la Audiencia General tuvo como tema principal el de la muerte en la familia. Esta, indicó, es “una experiencia que afecta a todas las familias, sin excepción alguna” puesto que “es parte de la vida”.
El Santo Padre subrayó que incluso “cuando toca a los queridos familiares, la muerte nunca es capaz de parecer natural”, y señaló que “sobrevivir a los propios hijos tiene algo particularmente angustioso, que contradice la naturaleza elemental de la relación que da sentido a la misma familia”.

Pero ante estos acontecimientos, también existe el ejemplo de muchas familias que afrontan la muerte de un familiar con fe.
Esta fe nos protege de la visión nihilista de la muerte, como también de los falsos consuelos del mundo, así la verdadera vida cristiana ‘no tiene el riesgo de mezclarse con mitologías de varios géneros’, cediendo a los ritos de la superstición, antigua o moderna”, dijo Francisco, citando a su predecesorBenedicto XVI.
El Papa subrayó la necesidad de que los “Pastores y todos los cristianos expresen de modo más concreto el sentido de la fe ante la experiencia del luto en la familia” puesto que “no se debe negar el derecho al llanto –tenemos que llorar en el luto– también Jesús ‘rompió a llorar’ y se ‘turbó profundamente’ por el grave luto de una familia que amaba”.
“Podemos más bien atender al testimonio simple y fuerte de tantas familias que han sabido tomar, en el durísimo paso de la muerte, también el paso seguro del Señor, crucificado y resucitado, con su irrevocable promesa de la resurrección de los muertos”.
Francisco señaló que “el trabajo del amor de Dios es más fuerte que el trabajo de la muerte. Y de ese amor es del que debemos hacernos ‘cómplices’ trabajadores con nuestra fe” porque al final la muerte “ha sido derrotada en lacruz de Jesús” y Él “nos restituirá en familia a todos”.
Sobre la pérdida de algún familiar, el Santo Padre indicó que “la pérdida de un hijo o de una hija es como si parase el tiempo: se abre un abismo que engulle el pasado y también el futuro”. La muerte es una bofetada a las promesas, a los dones y sacrificios de amor alegremente entregados a la vida que hemos hecho nacer”.
Francisco relató después cómo en la Misa de la mañana de la residencia de Santa Marta llegan a veces muchos padres con la foto de algún hijo, mayor o pequeño, que ha fallecido y cuya mirada “es dolorosa”. “La muerte toca y cuando se trata de un hijo toca profundamente. Toda la familia queda como paralizada, muda”.
Sucede algo parecido cuando es el niño el que permanece solo, por la pérdida de uno de sus padres o de ambos, explicó el Papa.
En este caso, la pregunta que se hacen los niños sobre dónde está el fallecido “cubre una angustia en el corazón del niño que se queda solo”.
“El vacío del abandonado que se abre dentro de él es tanto más angustioso por el hecho que no tiene si quiera la experiencia suficiente para ‘dar un nombre’ a lo que ha sucedido”.
El Santo Padre subrayó que en estos casos “la muerte es como un agujero vacío que se abre en la vida de las familias y de la que no sabemos dar explicación”. Esto conlleva que a veces “se llega a echar la culpa a Dios”.
“¿‘Por qué me has quitado a mi hijo, a mi hija? Dios no existe, ¡Dios no existe!’”, dijo el Papa a ejemplo de lo que a veces sucede. “Esta rabia es un poco lo que viene del corazón por un dolor grande, la pérdida de un hijo o una hija, del padre o de la madre es un gran dolor”, dijo.
Para el Papa esto “es algo que sucede continuamente en las familias” y, además, la muerte física tiene ‘cómplices’ que son también peores que ella y que se llaman odio, envidia, soberbia, avaricia; en definitiva, el pecado del mundo que trabaja para la muerte y la hace todavía más dolorosa e injusta”.
Ante esto, “los queridos familiares aparecen como las víctimas predestinadas e impotentes de estas potencias auxiliares de la muerte, que acompañan la historia del hombre”.
El Papa pidió pensar en la “absurda normalidad” con la que “en ciertos momentos y en ciertos lugares, los acontecimientos que suman horror a la muerte vienen provocados por el odio y la indiferencia de otros seres humanos. ¡Que el Señor nos libre de habituarnos a esto!”.
Pero en la Iglesia, indicó, “con la gracia de su compasión donada en Jesús, muchas familias demuestran con los hechos que la muerte no tiene la última palabra: esto es un verdadero acto de fe”.
“La oscuridad de la muerte va afrontada con un intenso trabajo de amor. ‘Dios mío, ¡ilumina mis tinieblas!”, podría pedir alguno.
En la luz de la Resurrección del Señor, que no abandona a ninguno de aquellos que el Padre les ha confiado, nosotros podemos quitar a la muerte su ‘aguijón’”, dijo el Papa, a la vez que “podemos impedir que nos envenene la vida, echar a perder nuestros afectos, hacernos caer en el vacío más oscuro”.
El Santo Padre destacó que “en esta fe podemos consolarnos el uno a otro, sabiendo que el Señor ha vencido a la muerte de una vez por todas” y “la esperanza nos asegura que ellos están en las manos buenas y fuertes de Dios”.
El Papa reiteró que “el amor es más fuerte que la muerte” y por ello “el camino es hacer crecer el amor, hacerlo más sólido, y el amor nos cuidará hasta el día en el que cada lágrima será enjugada”.
“Si nos dejamos sostener por esta fe, la experiencia de luto puede generar unafuerte solidaridad de lazos familiares, una nueva apertura al dolor de las otras familias, una nueva fraternidad con las familias que nacen y renacen en la esperanza”. Y esto “nos da la fe”.
Sobre aquellos que ya fallecieron, el Papa Francisco afirmó que “el Señor restituirá y nosotros nos encontraremos junto a ellos”.
“¡Esta esperanza no decepciona!”, aseguró.

viernes, 19 de junio de 2015

Viaje a la playa organizado por el Grupo Joven de la Hermandad

El próximo domingo 5 de julio, el Grupo Joven de la Hermandad organiza un viaje a la playa de Camposoto, pudiendo adquirirse los billetes de autobús en horario de 20:00 a 21:30 horas en la Iglesia de San Roque al precio de 9 €.


jueves, 11 de junio de 2015

Junio. Misa de Hermandad


Hoy jueves 11 de junio, se celebra en la Iglesia de San Roque a las 21:00 horas, Misa de Hermandad por el eterno descanso de los hermanos difuntos de la misma. A las 20:30 horas, rezo del Santo Rosario a la Santísima Virgen de los Dolores. 

Aprovechamos para recordar que todos los viernes en horario de 19:00 a 21:30 horas, la Iglesia de San  Roque permanece abierta para que todos los fieles y devotos puedan orar ante Nuestros Sagrados Titulares.

domingo, 7 de junio de 2015

Altar de Corpus de la Hermandad


Un año más, la Hermandad ha instalado en la plaza de la Corredera el altar con motivo de la Solemnidad del Corpus Christi, estando presidido en esta ocasión por la imagen de Santiago el Mayor, patrón de España. La imagen, que forma parte del misterio de la Sagrada Entrada en Jerusalén, se mostraba fiel a su representación, portando una espada como símbolo del carácter caballeresco del apóstol y de su forma de martirio.

A los pies del santo, portando un cáliz, figuraba un ángel eucarístico encarnado en la imagen del niño hebreo que procesiona en el misterio de la "Borriquita". El conjunto arquitectónico de carácter efímero, se componía de tres cuerpos exornándose con diferentes motivos eucarísticos y una gran variedad floral que cubría la fachada de la "Casa del Aire" que generosamente nos cede cada año el Excmo. Ayuntamiento de Arahal.

 
 
 
 
Fotos: Archivo Hermandad

El Santísimo Sacramento a las puertas de la Iglesia de San Roque

En la noche de ayer, víspera de la Solemnidad del Corpus Chrisi, la Parroquia de Nuestra Señora de la Victoria celebraba la procesión del Santísimo por las calles de Arahal, visitando de esta manera nuestra sede canónica, la Iglesia de San Roque. La Hermandad recibió con gozo al Señor en la puerta del templo, exornada con macetas y pétalos de flores, en un día histórico, por ser la primera vez en recibir a Jesús Sacramentado en la historia de la Hermandad durante la celebración del Corpus Christi.

Foto: Archivo Hermandad

martes, 2 de junio de 2015

Galería. Ofrenda floral a la Santísima Virgen de los Dolores

 
 
 
 
 
Fotos: Archivo Hermandad

domingo, 31 de mayo de 2015

Alegoría de Mayo


En Arahal, a 30 de Mayo de 2015
(A María Santísima de los Dolores, en la festividad de sus flores…)

Un dulce caballo, con la sonrisa
de plaza limpia, blanco verso alado,
sondea la indemnidad
de Tus pomelos en alegoría de Mayo.

¿Quedo atrás la sepultura, lóbrego
enterrar del cariño amamantado?

A las puertas del paraíso, quiero
decir en lugar del ángel, estoy acariciando
campanas en Tus ojos de tranquila orilla.

¿De dónde la verdad de esta sonrisa oculta,
Apenas perceptible,
sino en razón del Hijo
que ha expandido sus dominios por el cielo?

Os lo repito: a las puertas del paraíso,
un alud de nieve, en madreselvas de aurora,
está blanqueando Tu tristeza de alegría.


J.S.F.G.