miércoles, 27 de febrero de 2019

Comienzan las tareas de limpieza de enseres en la Hermandad

En la tarde del próximo lunes 4 de marzo a partir de las 18:00 horas, se inician en la Hermandad las tareas relativas a la limpieza de enseres de cara a la próxima Semana Santa. Todas aquellos hermanos y allegados que deseen colaborar estos días previos a la preparación de los Cultos y la Estación de Penitencia, pueden acercarse a la Iglesia de San Roque en horario de tarde.

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2019

La Santa Sede difundió el pasado martes 26 de febrero el mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de este 2019 titiulado “La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios”, en el que hace un llamado a la conversión mediante el ayuno, la oración y la limosna.

“Que nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que ‘será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios’. No dejemos transcurrir en vano este tiempo favorable. Pidamos a Dios que nos ayude a emprender un camino de verdadera conversión. Abandonemos el egoísmo, la mirada fija en nosotros mismos, y dirijámonos a la Pascua de Jesús; hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales”.
A continuación, el texto completo del mensaje del Papa Francisco:
“La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios”
Cada año, a través de la Madre Iglesia, Dios «concede a sus hijos anhelar, con el gozo de habernos purificado, la solemnidad de la Pascua, para que […] por la celebración de los misterios que nos dieron nueva vida, lleguemos a ser con plenitud hijos de Dios» (Prefacio I de Cuaresma). De este modo podemos caminar, de Pascua en Pascua, hacia el cumplimiento de aquella salvación que ya hemos recibido gracias al misterio pascual de Cristo: «Pues hemos sido salvados en esperanza» (Rm 8,24).
Este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. San Pablo llega a decir: «La creación, expectante, está aguardando la manifestación de los hijos de Dios» (Rm8,19). Desde esta perspectiva querría sugerir algunos puntos de reflexión, que acompañen nuestro camino de conversión en la próxima Cuaresma.

1. La redención de la creación
La celebración del Triduo Pascual de la pasión, muerte y resurrección de Cristo, culmen del año litúrgico, nos llama una y otra vez a vivir un itinerario de preparación, conscientes de que ser conformes a Cristo (cf. Rm 8,29) es un don inestimable de la misericordia de Dios.
Si el hombre vive como hijo de Dios, si vive como persona redimida, que se deja llevar por el Espíritu Santo (cf. Rm 8,14), y sabe reconocer y poner en práctica la ley de Dios, comenzando por la que está inscrita en su corazón y en la naturaleza, beneficia también a la creación, cooperando en su redención.
Por esto, la creación —dice san Pablo— desea ardientemente que se manifiesten los hijos de Dios, es decir, que cuantos gozan de la gracia del misterio pascual de Jesús disfruten plenamente de sus frutos, destinados a alcanzar su maduración completa en la redención del mismo cuerpo humano. Cuando la caridad de Cristo transfigura la vida de los santos —espíritu, alma y cuerpo—, estos alaban a Dios y, con la oración, la contemplación y el arte hacen partícipes de ello también a las criaturas, como demuestra de forma admirable el “Cántico del hermano sol” de san Francisco de Asís (cf. Enc. Laudato si’, 87). Sin embargo, en este mundo la armonía generada por la redención está amenazada, hoy y siempre, por la fuerza negativa del pecado y de la muerte.

2. La fuerza destructiva del pecado
Efectivamente, cuando no vivimos como hijos de Dios, a menudo tenemos comportamientos destructivos hacia el prójimo y las demás criaturas —y también hacia nosotros mismos—, al considerar, más o menos conscientemente, que podemos usarlos como nos plazca.
Entonces, domina la intemperancia y eso lleva a un estilo de vida que viola los límites que nuestra condición humana y la naturaleza nos piden respetar, y se siguen los deseos incontrolados que en el libro de la Sabiduría se atribuyen a los impíos, o sea a quienes no tienen a Dios como punto de referencia de sus acciones, ni una esperanza para el futuro (cf. 2,1-11). Si no anhelamos continuamente la Pascua, si no vivimos en el horizonte de la Resurrección, está claro que la lógica del todo y ya, del tener cada vez más acaba por imponerse.
Como sabemos, la causa de todo mal es el pecado, que desde su aparición entre los hombres interrumpió la comunión con Dios, con los demás y con la creación, a la cual estamos vinculados ante todo mediante nuestro cuerpo.
El hecho de que se haya roto la comunión con Dios, también ha dañado la relación armoniosa de los seres humanos con el ambiente en el que están llamados a vivir, de manera que el jardín se ha transformado en un desierto (cf. Gn 3,17-18). Se trata del pecado que lleva al hombre a considerarse el dios de la creación, a sentirse su dueño absoluto y a no usarla para el fin deseado por el Creador, sino para su propio interés, en detrimento de las criaturas y de los demás.
Cuando se abandona la ley de Dios, la ley del amor, acaba triunfando la ley del más fuerte sobre el más débil. El pecado que anida en el corazón del hombre (cf. Mc 7,20-23) —y se manifiesta como avidez, afán por un bienestar desmedido, desinterés por el bien de los demás y a menudo también por el propio— lleva a la explotación de la creación, de las personas y del medio ambiente, según la codicia insaciable que considera todo deseo como un derecho y que antes o después acabará por destruir incluso a quien vive bajo su dominio.

3. La fuerza regeneradora del arrepentimiento y del perdón
Por esto, la creación tiene la irrefrenable necesidad de que se manifiesten los hijos de Dios, aquellos que se han convertido en una “nueva creación”: «Si alguno está en Cristo, es una criatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha comenzado lo nuevo» (2 Co5,17). En efecto, manifestándose, también la creación puede “celebrar la Pascua”: abrirse a los cielos nuevos y a la tierra nueva (cf. Ap 21,1).
Y el camino hacia la Pascua nos llama precisamente a restaurar nuestro rostro y nuestro corazón de cristianos, mediante el arrepentimiento, la conversión y el perdón, para poder vivir toda la riqueza de la gracia del misterio pascual.
Esta “impaciencia”, esta expectación de la creación encontrará cumplimiento cuando se manifiesten los hijos de Dios, es decir cuando los cristianos y todos los hombres emprendan con decisión el “trabajo” que supone la conversión. Toda la creación está llamada a salir, junto con nosotros, «de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21).
La Cuaresma es signo sacramental de esta conversión, es una llamada a los cristianos a encarnar más intensa y concretamente el misterio pascual en su vida personal, familiar y social, en particular, mediante el ayuno, la oración y la limosna.
Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de “devorarlo” todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón.
Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia.
Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad.
Queridos hermanos y hermanas, la “Cuaresma” del Hijo de Dios fue un entrar en el desierto de la creación para hacer que volviese a ser aquel jardín de la comunión con Dios que era antes del pecado original (cf. Mc 1,12-13; Is 51,3).
Que nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que «será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rm 8,21). No dejemos transcurrir en vano este tiempo favorable. Pidamos a Dios que nos ayude a emprender un camino de verdadera conversión.
Abandonemos el egoísmo, la mirada fija en nosotros mismos, y dirijámonos a la Pascua de Jesús; hagámonos prójimos de nuestros hermanos y hermanas que pasan dificultades, compartiendo con ellos nuestros bienes espirituales y materiales. Así, acogiendo en lo concreto de nuestra vida la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte, atraeremos su fuerza transformadora también sobre la creación.

martes, 26 de febrero de 2019

Galería. El papel de los jóvenes cofrades en la Iglesia

El pasado sábado, llegadas las 12:30 horas, un nutrido grupo de jóvenes se han congregado ante los pies de la Virgen de los Dolores para rezar el Ángelus, de la mano del Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil, Don José Francisco Durán Falcón. A continuación, dio comienzo en la Sala Capitular una mesa redonda compuesta por diversos jóvenes cofrades del Equipo de Pastoral Juvenil, siendo este encuentro moderado por el mismo Delegado Diocesano. Finalmente, todos han podido disfrutar de un ágape fraterno en el patio del Naranjo. Desde estas lineas agradecemos a todos los ponentes de la Pastoral Juvenil Diocesana y al grupo de jóvenes de las distintas hermandades su colaboración. Deseamos que esta última ponencia de nuestro anual ciclo de conferencias haya servido para alentar, formar y motivar el peregrinaje de los distintos jóvenes asistentes en sus caminos de fe a vivir dentro de sus respectivas Hermandades.

  



Monseñor Santiago Agrelo, Arzobispo de Tánger, presidirá la Función Principal del Viernes de Dolores

Supone una gran alegría para la Hermandad comunicarles que el próximo 12 de abril, Viernes de Dolores, la Función Principal de Instituto en honor a la Santísima Virgen de los Dolores será presidida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Fray Santiago Agrelo Martínez (OFM), Arzobispo de Tánger.


domingo, 17 de febrero de 2019

Sobre los hábitos de nazareno y sus accesorios

Teniendo en cuenta las fechas que se aproximan y los preparativos necesarios para los hermanos que en la próxima Semana Santa efectuarán (D.m.) Estación de Penitencia acompañando a Nuestros Sagrados Titulares, les facilitamos la siguiente información y algunas aclaraciones en referencia a los hábitos de nazareno y sus complementos, según dictan nuestras Reglas y la Junta de Gobierno determina para aquellas cuestiones que en las mismas no aparecen reflejadas.

Aquellos hermanos que lo necesiten pueden adquirir en la Secretaría de la Hermandad sita en la Iglesia de San Roque en horario de tarde, cordones de nazarenos, escudos, cíngulos para las niñas hebreas, cinturones de esparto para los nazarenos del Domingo de Ramos... Asimismo, pueden adquirir estos complementos en cualquier establecimiento que disponga de ellos, siempre y cuando las características de los mismos sean las establecidas en las Reglas de la Hermandad y por parte de la Junta de Gobierno.

CONSULTAS
Correo electrónico de la Hermandad (santoentierroarahal@gmail.com)
Página de Facebook


HÁBITOS DE NAZARENO

DOMINGO DE RAMOS
Nazarenos: Túnica blanca con botones rojos. Antifaz blanco llevando bordado en rojo la Cruz de los Caballeros del Santo Sepulcro o Cruz de Jerusalén. Medalla de la Hermandad al cuello. Cíngulo de esparto. Guantes y calcetines blancos. Zapatos negros.
HebreasTúnica carmesí con botones del mismo color, llevando sobre el pecho izquierdo la  Cruz de Jerusalén bordada en rojo sobre fondo marfil, enmarcada con borde circular dorado. Toca marfil sobre la cabeza embellecida con encaje dorado en su parte frontal a 1 cm del borde. Medalla de la Hermandad al cuello. Cíngulo hebreo de rayas siguiendo el modelo aprobado por la Junta de Gobierno, terminado con flecos dorados. Calcetines y zapatos color carmesí.

VIERNES SANTO
Túnica blanca con botones negros. Antifaz negro. Capa negra y sobre la misma en el hombro izquierdo bordado en rojo la Cruz de los Caballeros del Santo Sepulcro o Cruz de Jerusalén. Cordones entrelazados en blanco y negro al cuello, con una borla en cada extremo de flecos blancos y negros. Zapatos, calcetines y guantes negros.

Pavero: roquete de tela de batista blanca con decoración de jaretas y encajes (anchos en el bajo y mangas y estrechos en el cuello) sobre túnica de sarga negra con botonadura negra. Sobre el roquete esclavina de sarga negra con escudo de la Hermandad rojo cosido en el lado izquierdo. Zapatos y calcetines negros.


Cordones
Tal como se define en el hábito de nazareno del Viernes Santo, los cordones de nazareno, entrelazados en blanco y negro, deben tener la longitud necesaria para poder ser anudados al cuello.

Cíngulos para las niñas hebreas
El cíngulo para las niñas hebreas de la procesión de "La Borrquita" corresponde a un fajín hebraico de rayas tal como se muestra en la fotografía

Escudos de nazareno
El escudo de la cruz de Jerusalén bordado en rojo (sobre fondo blanco o negro dependiendo del hábito correspondiente al Domingo de Ramos o el Viernes Santo), debe mostrarse sin ningún borde ni añadido perimetral, al igual que el emblema de la Hermandad definido en nuestras Reglas. Los escudos correspondientes a las niñas hebreas, se muestran bordados en rojo sobre fondo color marfil y en este caso sí disponen a modo de adorno, un borde en oro (bordado o con pequeño encaje).

lunes, 11 de febrero de 2019

Formación. El papel de los jóvenes cofrades en la Iglesia

El sábado 23 de febrero a las 12:30 horas, concluye el ciclo de conferencias que la Hermandad del Santo Entierro de Arahal viene organizando en este tiempo previo a la Cuaresma con el fin de dar a conocer distintos aspectos formativos de interés para nuestros hermanos y para los cofrades en general.
En esta ocasión, el tema principal se basa en el “El papel de los jóvenes cofrades en la Iglesia”, siendo desarrollado en una mesa redonda moderada por el Rvdo. Sr. Don José Francisco Durán Falcón, Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil, en la que interviene una representación del equipo de jóvenes de la Pastoral Juvenil de la Archidiócesis.

El papel de los jóvenes cofrades en la Iglesia
Sábado 23 de febrero. 12:30 horas
Modera: Rvdo. Sr. don José Francisco Durán Falcón
Delegado Diocesano de Pastoral Juvenil
Intervienen: Equipo de jóvenes de la Pastoral juvenil de la Archidiócesis de Sevilla

Sala Capitular. Iglesia de San Roque. Arahal, 2019


Galería. Ciclo de conferencias

El pasado viernes 8 de febrero, comenzaba el ciclo de conferencias de la Hermandad con una ponencia a cargo del Hno. Martín Jesús Guevara Ruiz, Religioso franciscano de Cruz Blanca y Superior del Convento del Rosario de Arahal. En su disertación bajo el título "La Doctrina Social de la Iglesia y el compromiso de los laicos", abordaba una serie de principios que pretenden ofrecer grandes puntos adecuados para ayudar a las personas a vivir de una manera más humana y fraterna a la luz del Evangelio de Cristo. De esta forma, la Iglesia está al servicio de la misión en el anuncio, celebración y realización del Reino de Dios en el mundo. Una Iglesia constituida por la dignidad y vocación universal a la santidad de todos los bautizados.
Agradecemos al Hermano Martín su predisposición con la Hermandad para, desde su enriquecedora experiencia y cuidada formación, a la luz de la fe y de la sensibilidad cristiana, abordar un tema tan necesario y actual.
El acto, del cual les mostramos a continuación algunas fotografías, estuvo presentado por nuestro hermano Francisco Jiménez Maldonado, a quien agradecemos su labor.




miércoles, 6 de febrero de 2019

Curso de palmas rizadas

Durante los días 11, 12 y 13 de marzo, de 17:00 a 21:00 horas en la Iglesia de San Roque, nuestra Hermandad organiza junto con el Consejo de Hermandades y Cofradías de Arahal, un curso para aprender el hermoso arte de la palma rizada, que embellece las ramas de palmera en signo de gozo y fiesta por la entrada de Jesús en Jerusalén y adorna nuestros balcones desde Semana Santa hasta el Miércoles de Ceniza.
Mañana jueves 7 de febrero se inicia el plazo de inscripción en la Iglesia de San Roque hasta el 8 de marzo o hasta agotar las plazas disponibles. La matrícula para el curso es de 35€ incluyendo la palma, destinándose los beneficios del mismo a las obras de Caridad de la Hermandad.

Foto cartel: José Fernández

Aguns Dei [La Pasión]

El domingo 10 de marzo, el teatro municipal de Arahal acoge la representación AGNUS DEI [La Pasión], un espectáculo escénico que relata los últimos días de la vida de Jesús desde su perspectiva humana, a cargo del Grupo Teatral Farándula Don Bosco, perteneciente a la Asociación de Antiguos Alumnos Salesianos de la Trinidad de Sevilla.
A partir del próximo viernes 1 de febrero, podrán adquirirse las localidades en la Iglesia de San Roque (jueves y viernes tarde), la Administración de Lotería de Arahal y la Joyería El Broche.


domingo, 3 de febrero de 2019

Formación. La Doctrina Social de la Iglesia y el compromiso de los laicos

Atendiendo al espíritu de nuestras Reglas, con el fin de dar a conocer distintos aspectos formativos de interés para nuestros hermanos y para los cofrades en general, nuestra Hermandad celebra un año más por estas fechas un ciclo de conferencias en la Sala Capitular de la Iglesia de San Roque, que el próximo viernes 8 de febrero a las 21:00 horas en la Iglesia de San Roque se inicia con una ponencia bajo el título "La Doctrina Social de la Iglesia y el compromiso de los laicos", a cargo del Hno. Martín Jesús Guevara Ruiz, Religioso franciscano de Cruz Blanca y Superior del Convento del Rosario de Arahal.

La Doctrina Social de la Iglesia y el compromiso de los laicos
Viernes 8 de febrero. 21:00 horas
Hno. Martín Jesús Guevara Ruiz
Religioso franciscano de Cruz Blanca. Superior del Convento del Rosario de Arahal

Sala Capitular. Iglesia de San Roque. Arahal, 2019





Febrero. Misa de Hermandad


El próximo jueves 7 de febrero, se celebra en la Iglesia de San Roque a las 20:00 horas, Santa Misa de Hermandad por el eterno descanso de nuestros hermanos difuntos. A las 19:30 horas, rezo del Santo Rosario a la Santísima Virgen de los Dolores.

Animamos a todos nuestros hermanos a compartir estos momentos de confraternidad en torno a la celebración de la Eucaristía.