lunes, 18 de noviembre de 2013

Te están buscando, Señor, hoy tu madre y tus hermanos

 

En la noche del pasado sábado, la Hermandad, reunida en torno a sus Sagrados Titulares celebraba un año más la meditación del Stabat Mater, un acto ya consolidado -y tal vez uno de los más emotivos- dentro del curso del calendario anual de nuestra Corporación. Tras las meditaciones realizadas en años anteriores, desde 2009, por don Eduardo del Rey Tirado, don Pedro Domínguez Fernández, don Jesús Núñez Aguilar y don Juan Carlos Heras Sánchez, en esta ocasión, el acto corría a cargo de don Francisco Javier Segura Márquez, pregonero de la Semana Santa de Sevilla del presente año.

 

Con un texto escrito en su totalidad en verso, Francis disertó minuciosamente en torno al drama del Calvario, iniciando la meditación con una singular reflexión del amor de Jesucristo, entregado hasta la muerte como Padre. Así, dirigiéndose a la Sagrada Imagen del Santísimo Cristo Yacente, comenzaba la meditación:
Si un hijo le pide pan,
¿le dará el padre una piedra?
El hijo que pidió pan…
míralo, sobre las piedras…
Muerto, pero pan de vida,
piedra de la Iglesia nueva.
Pidió pan para quedarse
hecho alimento que llena,
que quien lo come no tiene
más hambre si en él se queda.
Míralo como dormido
Sobre el altar de la ausencia…


Nos habló de la muerte redentora de Nuestro Señor y el lugar de su Madre, la Virgen, en el Calvario, al pie de la cruz vacía, desnuda…, profundizando en sus Dolores y padecimientos por la muerte de su Hijo, que no es muerte sino vida, tal como confesamos.

En torno a la Resurrección de Cristo, Francis concluía su meditación alentándonos en la búsqueda del Dios vivo, acompañados de María, nuestra Madre.
Cuando el Señor me pregunte:
¿Quién es mi madre y mi hermano?,
voy a responderle siempre
de esta manera yo hablando.
¿Tus hermanos?
Tus hermanos los hermanos
de esta Hermandad, los que han dado
pasos firmes en la fe
en tu nombre confiando.
¿Tus hermanos? Los que visten
tu muerte de negro y blanco
¿Y mi Madre?
¿Tu madre?
¿Tú me lo estás preguntando?
¿Tu madre no es una estrella?
¿No es jardín, huerto cerrado?
¿No es consuelo del que sufre
y esperanza y es amparo?
¿Mi madre? ¿Cómo lo sabes?
¿Dónde la habrás encontrado?
Debajo de tanta muerte
me escuchas ¿verdad? La hallaron
mis ojos en un fanal
de espejos en este barrio.
Y vuelves a preguntarme
¿Y mi madre? ¿Y mis hermanos?
Tus hermanos te rodean,
quieren besar con sus labios,
la poca vida que queda
en tu cuerpo delicado.
¿Y mi madre? ¿Y mis hermanos?
Tus hermanos junto a ti,
y tu madre sollozando.
Tus hermanos que te lloran,
y tu Madre ahí, a tu lado,
Que va deshecha en Dolores
cruzando su Viernes Santo.

Desde aquí aprovechamos para mostrar una vez más nuestras palabras de agradecimiento hacia don Francisco Javier Segura por su generosidad con la Hermandad, aceptando la invitación de meditar el Stabat Mater en su quinta edición. Asimismo, hacemos lo propio con NH don Francisco Lozano García, por su presentación del acto -encomendada al santo franciscano Pedro de Alcántara-, así como por sus emotivas palabras dirigidas a nuestra Corporación, siempre acogedora.


El acto estuvo acompañado un año más por la capilla musical Santísimo Cristo Yacente, que interpretó tres piezas escogidas para la ocasión, contribuyendo al recogimiento con que la Hermandad ha caracterizado este acto desde los comienzos de su celebración.

Fotos: A. García - J. Hidalgo - A. Bohórquez

1 comentario:

  1. Qué magnífica meditación. El tiempo se paró en San Roque ante las palabras de Francis. Y se habló del Señor....por fin. El listón ha quedado muy alto. Enhorabuena.

    ResponderEliminar