miércoles, 13 de marzo de 2013

La cruz de la Virgen de los Dolores

Tras las reciente incorporación al cortejo de la cruz de manga para acompañar al Santísimo Cristo Yacente el Viernes Santo y en su anual Viacrucis, por iniciativa de un grupo de hermanos, encargados de la financiación de la misma, se ha llevando a cabo la realización de una cruz alzada, para formar parte en este caso, del cuerpo de acólitos de la Santísima Virgen. La misma, diseñada por nuestro hermano Antonio Bohórquez Salvador, está realizada en estilo gótico, siguiendo la línea estilística de la orfebrería del paso de la Santísima Virgen, siendo ejecutada a dos caras en metal cincelado y plateado en los talleres de orfebrería Villarreal, muy vinculados a la Hermandad

 
En el desarrollo del diseño, se tomó como punto de partida la cruz que remata la singular corona de salida de la Santísima Virgen de los Dolores -ejecutada en la década de los 60 en los talleres de Viuda de Villarreal-, cuyos brazos enmarcan el Avemaría central.


La misma, se eleva sobre un basamento de importantes proporciones, que en este caso, reproduce una molleja de cascos de estilo gótico, inspirada en los ciriales de la Santísima Virgen, diseñados y ejecutados por el mencionado taller de orfebrería en 2004, junto a los que se utilizará esta nueva pieza de orfebrería, tanto en la Función Principal del Viernes de Dolores como el Viernes Santo.


De cara a la ejecución de la misma, el diseño original ha sufrido ligeras modificaciones, manteniéndose íntegramente su impronta y contenido, basado en torno a la advocación de Nuestra Sagrada Titular. En la misma se representan los cinco misterios dolorosos del Santo Rosario a través de unas miniaturas que se disponen siguiendo la señal de la Cruz: la oración en el huerto de los olivos (cáliz y rama de olivo), la flagelación de Nuestro Señor (columna y azotes), la coronación de espinas (caña y corona de espinas) y Jesús con la cruz a cuestas (cruz y paño de la mujer Verónica), representándose el quinto misterio -la Crucifixión- en el centro de la cruz mediante una figura corpórea de Cristo, sobre el anagrama del Avemaría.


Asimismo, siguiendo este mismo orden, puede leerse el inicio de la secuencia “STABAT MATER DOLOROSA IVXTA CRUCEM LACRIMOSA” en relación al pasaje de la Madre Dolorosa que llora la Muerte de su Hijo. Por la parte trasera, figura la letanía “REGINA SINE LABE ORIGINALI CONCEPTA”, haciendo referencia a la Patrona de España que preside el frontal de los respiraderos del paso y cuya devoción ha sido muy extendida por la Orden Franciscana.


El próximo Viernes de Dolores, 22 de marzo, se estrenará esta singular pieza de orfebrería donada a la Hermandad, que sin duda contribuye a engrandecer el patrimonio de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario