viernes, 15 de marzo de 2013

Diez años de la Banda de Música Municipal de Arahal

Foto: Francisco J. Granado
Las hermandades, en general, somos muy dadas a conmemorar aniversarios mirando nuestra propia historia, intentando con ello poner un especial énfasis en aspectos concretos de pequeñas, grandes historias, que hacen de nuestras asociaciones cristianas más humanas y, sobre todo, agradecidas.

Perderíamos parte importante de nuestra esencia si no tratáramos como merecen a personas concretas que han hecho cosas importantes por nuestras Hermandades que han dedicado su tiempo, esfuerzo, economía, etc. por el engrandecimiento de su Hermandad. Es simplemente un acto de justicia hacerlo. Sin embargo, también  existen en este tema diversas entidades que merecen un reconocimiento, aunque sea de un modo sencillo, y también muy sincero, como por medio de este artículo.

La Hermandad del Santo Entierro, celebra en 2013 diez años ininterrumpidos de contrato con la Banda Municipal de Arahal. Quién imaginaría en 2004 que por encima de un frío contrato, lograríamos crear unos lazos tan afectuosos con la banda municipal de nuestro pueblo, a la que ya consideramos una parte importante de nosotros. A estos diez años de acompañamiento, tendríamos que añadirle el acompañamiento musical a Nuestra Sagrada Titular, en la salida extraordinaria en Mayo de 2005 con motivo del 125º aniversario de la Reorganización de la Hermandad.

A lo largo de esta fructífera década hemos ido madurando tanto en el repertorio que la Hermandad ha ido puliendo cada Viernes Santo, como en una indiscutible calidad musical que actualmente posee la banda. Por poner algunos ejemplos, durante estos años -por petición de la Hermandad- la Banda ha montando marchas como “Margot”, “Valle de Sevilla”, “El Cachorro”, la “Marcha Fúnebre” de Chopin entre otras, que sin duda constituyen importantes incorporaciones al repertorio -ya clásico por sí- muy apropiado para acompañar a nuestra dolorosa la noche del Viernes Santo.

Además de un corte serio y solemne en estas incorporaciones, se ha pretendido acrecentar aún más, la calidad musical del acompañamiento, con obras de maestros de la talla Joaquín Turina, el propio Chopin, Pedro Gámez Laserna, Manuel López Farfán… o el músico italiano Errico Petrella, autor del drama lírico Ione, recuperada para el repertorio del próximo Viernes Santo.

No es una exageración que el acompañamiento musical de la Santísima Virgen de los Dolores es muy diferente al de hace unas décadas, hemos evolucionado al igual que el conjunto de la cofradía en la calle. Asimismo, la incorporación de otra banda de música con marchas fúnebres al paso de la urna es un ejemplo de ello.

Pero ahora, en este décimo aniversario queremos destacar y sobre todo agradecerles a los músicos que cada Viernes Santo ponen sus sones tras la Santísima Virgen de los Dolores, el buen hacer, la profesionalidad de cada uno de los componentes y de su director, Juan Nicasio. Es de destacar la entrega y motivación con la que acuden cada Viernes Santo hasta San Roque.

Foto: Leonardo Sánchez
Ellos saben que es un momento especial, porque el acompañamiento musical a la dolorosa más antigua de Arahal, sin duda lo es. La singularidad de la imagen de la Santísima Virgen, núcleo devocional de la Hermandad; el conjunto de su paso de palio, único y con una personalidad muy marcada… qué duda cabe que las notas musicales que lo envuelven consiguen un efecto que elevan el conjunto.

Quiera la Virgen, que esta unión tan hermosa entre la Hermandad y la banda siga dando sus frutos durante muchas, muchas décadas más.

Miguel Jiménez Maldonado
Publicado en el Boletín Cuaresmal de la Hermandad

No hay comentarios:

Publicar un comentario