viernes, 1 de enero de 2016

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

En esta fiesta grande que la Iglesia celebra hoy 1 de enero, acompañamos la entrada con un breve vídeo con algunas de las imágenes que el pasado 2015 nos dejó de la Santísima Virgen de los Dolores, Madre de Dios y Madre nuestra. Que Ella, que es modelo de vida, entrega y oración, nos acompañe en el nuevo año que hoy comienza con la Jornada Mundial de la Paz. 

La Solemnidad de Santa María Madre de Dios es la primera Fiesta Mariana que apareció en la Iglesia Occidental, su celebración se comenzó a dar en Roma hacia el siglo VI, probablemente junto con la dedicación –el 1º de enero– del templo “Santa María Antigua” en el Foro Romano, una de las primeras iglesias marianas de Roma.


“He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”

Es desde ese fiat, hágase que Santa María respondió firme y amorosamente al Plan de Dios; gracias a su entrega generosa Dios mismo se pudo encarnar para traernos la Reconciliación, que nos libra de las heridas del pecado.

La doncella de Nazareth, la llena de gracia, al asumir en su vientre al Niño Jesús, la Segunda Persona de la Trinidad, se convierte en la Madre de Dios, dando todo de sí para su Hijo; vemos pues que todo en ella apunta a su Hijo Jesús.

Es por ello, que María es modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación. En nuestra Madre Santa María encontramos la guía segura que nos introduce en la vida del Señor Jesús, ayudándonos a conformarnos con Él y poder decir como el Apóstol “vivo yo más no yo, es Cristo quien vive en mí”.

Fuente: www.infovaticana.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario