viernes, 29 de abril de 2011

Las Hermanas de la Cruz y la Hermandad

“La entrega es un don que hay que construirlo cada día”
Beata Madre Purísima de la Cruz


Decir y proclamar que la Compañía o Instituto de las Hermanas de la Cruz constituye para Sevilla una proclama constante y vital de fervor, cariño y admiración lo sabemos todos, vivamos o no en la capital. Pero trasladar esta devoción hacia su fundadora y sus hijas en Arahal tenemos la sana obligación de proclamarlo.

En el título canónico de nuestra Hermandad, se acordó por unanimidad en un Cabildo General incluir el nombre de Santa Ángela de la Cruz. Y la razón no fue otra que anunciar, o recordar, a todos los arahalenses los antecedentes familiares de Sor Ángela con Arahal. El Padre José María Javierre, biógrafo de la Santa, en la página 22 de su biografía dice: “Francisco Guerrero, padre de Sor Ángela, se viene a Sevilla… aquí conoció a Josefa González, madre de la Santa, nacida en Sevilla de padres venidos de Arahal y Zafra”. Por tanto, el abuelo materno de Madre Angelita, fue hijo de nuestro Arahal. No hay dudas que por las venas de ella corría sangre arahalense.

Hacía falta en nuestra Hermandad un recuerdo permanente de Sor Ángela; por ello, y a iniciativa de nuestro hermano Antonio Nieto Vega, e intercediendo el entonces capellán de las Hermanas de la Cruz don José Pérez Domínguez de la Sasilla, se consiguió una Reliquia de la Santa, que fue colocada en un principio, en un relicario de las Madres Dominicas de nuestra ciudad, hasta que la Hermandad consiguió el actual, que se hizo en los Talleres de Orfebrería Villarreal, guardando el estilo gótico del paso de nuestra Santísima Virgen.

La llegada de la reliquia de la Fundadora de las Hermanas de la Cruz fue en el año 1985. Por aquella fecha, era Madre General de las Hermanas de la Cruz la Madre María de la Purísima de la Cruz, quien a los 25 años después sería beatificada en Sevilla una mañana del mes de Septiembre del año pasado.

Reliquia venerada de una Santa con sangre arahalense entregada a una Hermandad de Arahal por manos de una Beata que, al igual que Sor Ángela, será proclamada Santa ya. Benditos sean los designios de Dios.

Romualdo Jiménez Almagro
Publicado en el Boletín de la Hermandad

No hay comentarios:

Publicar un comentario