viernes, 1 de abril de 2011

La Virgen te echa de menos


Foto: José Luis Blanco
Viernes Santo: 2’30 de la madrugada del Sábado. Finaliza la Estación de Penitencia de nuestra Hermandad que cierra los desfiles procesionales de la Semana Santa de nuestro pueblo: Plaza de San Roque atestada de gente. No cabe un alfiler. El público, sobrecogido y expectante,  viendo la entrada del “paso” de la Santísima Virgen de los Dolores. Movimientos precisos al son de la marcha procesional elegida para este momento por la Junta de Gobierno y que la Banda de Música de Arahal interpreta cada año mejor.

El interior del Templo de San Roque ocupado por los nazarenos que han realizado la Estación de Penitencia y que con muchas personas de su familia y amigos asisten también con sumo interés al enorme esfuerzo que los costaleros tienen que realizar para franquear con serenidad el arco del coro del Ex – Convento, faena en extremo difícil y delicada dada las dimensiones del “paso”, el peso del mismo y la postura que tienen que adoptar los costaleros para salvar esta última dificultad que presenta nuestra Estación de Penitencia.

El “paso” queda colocado en su sitio. Los costaleros abandonan las trabajaderas adivinándose en su rostro el enorme esfuerzo que han tenido que efectuar, no solo ya durante todo el recorrido de la Cofradía, sino en estas últimas “chicotás”. Aplausos y felicitaciones al capataz y a la cuadrilla, que en unión de la del “paso” del Santísimo Cristo Yacente, que ha efectuado también un serio y magnífico trabajo durante la procesión, reponen fuerzas y descansan en el antiguo claustro del Ex – Convento, comentando los momentos vividos durante la Estación de Penitencia.

Sobre las 3’30 de la madrugada el Templo va quedando en silencio. Solamente quedan algunos nazarenos que realizan un minucioso recorrido por todas las dependencias del edificio para comprobar que todo está en orden y no existe motivo de preocupación para que surja cualquier peligro o incidencia.

Al despedirme de nuestros Sagrados Titulares observo que  la Santísima Virgen tiene cara de tristeza. Yo recomendaría a todos los Hermanos y Hermanas que se fijaran en la Bendita Imagen y contrastaran el cambio de expresión que se refleja en su rostro según las circunstancias de cada momento. No se trata de que yo me lo imagine, sino que es así. Prueben algunos a comprobarlo y verán como es verdad, aunque muchísimos hermanos y hermanas no podrán hacerlo, ya que no ven a nuestras Sagradas Imágenes nada más que de año en año.

No descubro nada nuevo diciendo que la Sagrada Imagen de la Virgen de los Dolores es a la que la mayoría de la Hermandad le tiene más devoción de entre los Sagrados Titulares de la misma. A Ella nos encomendamos y le agradecemos los favores que por su mediación recibimos, pero esta devoción y agradecimiento está bajo mínimos entre muchos de nosotros, y ocasiones tenemos para ir aumentando estos sentimientos.

Nuestro Templo de San Roque se abre dos días a la semana durante el año. Esto se viene recordando insistentemente todos los años en el Boletín cuaresmal y en las Hojas Informativas que se emiten. Últimamente y con los adelantos de la técnica hasta en Internet. Todos los Jueves se reza el Santo Rosario que es el ofrecimiento más grande de cariño y amor que podemos tener hacia  la Santísima Virgen. La asistencia a este acto es en muchísimos casos ridícula, visto el número de hermanos y hermanas que tiene la Hermandad: Más de 1.000. ¿Saben Vds. cuantos hermanos y hermanas asisten a este acto?: Durante el pasado año en que se han celebrado 49 Rosarios, sale a una media de ¡¡ SEIS ¡¡. Los viernes, que también se abre el Templo para que se pueda visitar a los Sagrados Titulares, pasa lo mismo: Es penosa y vuelvo a decir ridícula la asistencia de los miembros de la Hermandad. Excluyo a los componentes del animoso Grupo Joven que casi todos  los Viernes del año se reúnen y luego pasan al interior del Templo a orar ante nuestras Sagradas Imágenes. Pasa lo mismo con la  escasa asistencia de hermanos y hermanas a la Santa Misa que se celebra todos los primeros Jueves de mes.

Por todo esto he titulado este artículo “La Virgen te echa de menos”:

En el Evangelio de San Juan (19, 26-27), donde se relata los últimos momentos de la vida del Señor, se lee: “Jesús, viendo a su Madre y junto a ella al discípulo que Él amaba, dijo a su Madre: “ Mujer, he ahí tu hijo”. Luego dijo al discípulo: “He ahí a tu Madre”. Y desde aquel momento el discípulo la recibió consigo.”

De este pasaje evangélico puede sacarse la conclusión  de que Jesucristo, al morir, siente una gran pena por su Madre, que se queda sola, sin su único Hijo, y se la encomienda a Juan, el discípulo amado. Ella, además, será su Madre. Madre espiritual de él y Madre de todos, pues Juan nos representa a todos. Aquí empieza definitivamente la función de la Virgen Santísima como Mediadora Universal de todas las gracias.

Claramente podemos ver la designación de Madre nuestra de la Santísima Virgen María.

¿Nos conformamos nosotros con visitar a nuestra madre, la que nos dio la vida, una vez al año? Porque hay muchos de nosotros que de ahí no pasan y acuden a ver a la Santísima Virgen, nuestra Madre solamente el Viernes Santo. ¿No es normal que Ella con el infinito amor que te tiene a ti y a los demás, nos eche de menos? Tu madre biológica, si te tardas en ir a verla, te recrimina cariñosamente y te pregunta: “Ayer no viniste, ¿que te pasó? O “hace varios días que no vienes, te hecho de menos y me preocupo por ti. Procura venir a verme todos los días”. Contestarás: “No he podido”. “Tengo mucho trabajo y no tengo tiempo, pero te prometo que no ocurrirá más, ya buscaré el tiempo para venir a verte”. 

Esa misma promesa que le harías a tu madre debemos todos hacérsela a la Santísima Virgen. Ella también te hecha de menos. Si queremos, unos minutos, bien el Jueves o el Viernes, podemos buscarlos para darnos una vuelta por San Roque y conseguiríamos que nuestra Madre del Cielo estuviera menos triste por el abandono que durante todo un año muchos de nosotros tenemos hacia Ella. También se vería por nuestro Templo más compromiso de cofrades que aman a sus Sagrados Titulares. Se mas constante y déjate ver un poco más por San Roque. ¡Te sentará bien!.
José Matute Crespo
Publicado en el Boletín de la Hermandad

No hay comentarios:

Publicar un comentario